La Punción Seca es una técnica semi-invasiva que utiliza agujas de acupuntura para el tratamiento del síndrome de dolor miofascial, síndrome producido por los puntos de gatillo. Es importante destacar que no se infiltra ningún tipo  de sustancia.

Los puntos de gatillo son zonas débiles del músculo y muy sensible a la palpación. Se originan cuando varias sarcómeras (regiones de la fibra muscular donde se produce la contracción) se quedan permanentemente contraídas; lo que disminuye el flujo sanguíneo y no permite la correcta nutrición ni la correcta limpieza de los desechos de las células.

La utilización de la punción seca por los fisioterapeutas no se basa en los principios de la medicina tradicional china sino en el estudio científico del sistema neuromusculoesquelético y tiene como objetivo mejora el control del dolor, reducir la tensión muscular y normalizar la disfunción bioquímica y eléctrica de las placas motoras musculares.​

Indicado en muchas disfunciones musculoesqueléticas agudas o crónicas como dolores de cabeza, cuello y espalda, tendinitis, espasmos musculares, distensiones musculares, fibromialgia, etc.